¿Cuántos tipos de carne hay y cuáles son las más saludables?

¿Te gusta la carne de vacuno, de pollo y cerdo?, ¿Quieres saber cuál es la carne más saludable y cuántos tipos de carne hay? Te lo contamos todo a continuación, así como una relación de los países que más carne comen y ciertas recomendaciones para su consumo.

¿Cuántos tipos de carne hay?

La definición de carne se refiere a la parte comestible de cualquier animal, lo que incluye a pescados, mamíferos y otros seres vivos. Aunque también se usa para denominar la parte interior y blanda de una fruta o un tubérculo, lo normal es que se refiera a un animal. 

El consumo de carne para el ser humano crece cada día, desde 1970 el incremento de este tipo de alimento aumentó un 48 por ciento con una media de 41 kilos anuales de carne por persona. Evidentemente, esta cifra es una media en la que destaca EE.UU. como líder en el consumo con 99 kilos por persona.

En el extremo contrario están Burundi y Bangladesh, ambos con un consumo de carne de menos de 4 kilos por persona al año.

Independientemente de estas cifras, la OMS u Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de carne anual de 21 kilos anuales.

Hay que tener en cuenta que esta cifra engloba a todo tipo de carnes que os vamos a explicar a continuación:

Las diferentes clases de carne se dividen de la siguiente forma:

  • Carne blanca: esta carne se llama así por el color de la misma. La más común es la de ave, con el pollo como la favorita en todo el mundo. Además, está el pavo, el pato y animales pequellos como el conejo y la cabra, según qué parte sea.
  • Carne roja: se considera que esta carne es la que tiene su origen en mamíferos. Los animales más comunes son la ternera, la vaca, el cordero y el cerdo. Existen excepciones como la carne de ave de la perdiz y el faisán que se pueden considerar rojas debido a su color y la naturaleza salvaje de estas aves. Esta carne tiene un color más oscuro y unas propiedades diferentes a las de la carne blanca. Las organizaciones sanitarias como la OMS y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición o Aesan recomiendan limitar el consumo de carne roja e incrementar el de carne blanca.

¿Cuáles son las carnes más saludables y cuáles son las características de la carne roja y la blanca?

La carne roja es diferente a la blanca o la de aves. No solo se diferencian en su color, también en su sabor, textura y propiedades nutricionales. A continuación, os detallamos las propiedades y características de ambas clases, así como cuántos tipos de carne hay en el mundo.

Comenzamos por la carne roja y la dividimos en varias categorías:

  • Carne de vacuno:

Tanto las vacas como los bueyes, añojos y terneras se incluyen dentro de la categoría de carne vacuno. La carne de cada animal es diferente, factores como la alimentación, la geografía y la variedad influyen en la calidad de cada animal. Entre las mejores carnes de vacuno destacan la japonesa Wagyu, la rubia gallega y la estadounidense Angus. Dentro de las variedades de vacuno nacionales y al margen de la rubia gallega, destacan la ternera IGP, la vaca frisona pirenaica y la raza parda de montaña, entre otras.

Entre las características de la carne vacuna destacan las siguientes: contiene grasas saludables y ácidos grasos si se consume con moderación, su carne permite hacer carne picada para hamburguesas y otras comidas. Además, la carne de vacuno magra es una fuente de proteínas magras e hierro.

Entre las partes más saludables destacan las zonas magras como el lomo o el solomillo, ya que tienen menos grasa y calorías. Además, otras características de esta carne son su sabor y sus grasas o marmoleado de la carne que depende de cada raza.

  • Carne de cerdo o porcina:

La carne de cerdo o porcina se suele clasificar como carne roja, pero hay ciertas partes que se consideran carne blanca como el lomo. Si bien es cierto que la carne porcina tiene un color más claro que el de la carne de vacuno se sigue considerando carne roja.

La carne de cerdo destaca por su alto contenido en vitamina B1 y en ácidos grasos omega-6. Es una de las carnes más populares del mundo, en especial, en países como en España donde su consumo se eleva debido a los embutidos y los jamones e ibéricos que se obtienen del cerdo. 

La carne de jabalí se puede incluir como la de cerdo, aunque su sabor es más fuerte. 

  • Carne de cordero:

Esta carne se clasifica como carne de oveja menor de un año o 300 días de vida. Además, debe pesar entre 5,5 kilos y unos 30 kilos. La carne de cordero suele ser más cara que la de oveja adulta. Suele ser una carne rica en vitaminas y minerales con el selenio entre los más destacados.

Es una fuente de hierro ya que aporta altos niveles de este mineral. Además, es rica en vitamina B12. Es un animal muy apreciado en países de religión islámica.

  • Carne de cabra

La carne de cabra es una carne más dura que la de oveja debido a la composición corporal del animal. Es una carne apreciada por su sabor fuerte que la hacen una opción ideal para salsas, potajes, estofados y guisos.

Los mejores platos para cocinar carne de cabre son aquellos que se hacen a una cocción lenta y baja (estofados) ya que descompone mejor las grasas lo que contribuye a darle mayor sabor a la carne. Esta carne es una fuente rica de proteínas y tiene menos calorías que la de vacuno o cordero.

Además de ser una carne que sacía más que las otras por su relación proteica-calorías, es un excelente alimento par las personas preocupadas por sus niveles de colesterol. Es menos común y popular que otras carnes, pero una opción interesante si queremos variar de alimento.

  • Carne de pollo: 

Considerada la carne blanca por excelencia, la carne de pollo contiene un alto contenido en proteínas y un bajo contenido en grasas. Esta carne es la protagonista de muchas dietas, en especial, de aquellas personas interesadas en ganar masa muscular.

La pechuga de pollo y otras zonas de esta ave aporta lo siguiente: vitamina 3, calcio, hierro, magnesio y potasio, entre otros minerales. Destaca por su fácil digestión y su textura suave. Tiene poca grasa ya que ésta se encuentra en la piel.

  • Carne de pavo: 

De color ligeramente rosado y más oscuro que el pollo, la carne de pavo es una perfecta opción para comer carne gracias a sus propiedades y características. Entre ellas destacan la asiguientes:

  • Vitaminas del grupo B: B1, B3, B5, B6 y B12.
  • Minerales como el zinc, potasio y selenio.
  • Proteínas y aminoácidos esenciales como el ácido fólico.

La carne de pavo es muy famosa en países con tradición navideña como EE.UU. y Gran Bretaña. El consumo de este animal es el segundo entre los animales de carne blanca.

  • Carne de pato: 

La carne de pato es más ligeramente más dura que la del pollo. De este animal se suelen usar las pechugas y las patas. El hígado y otras zonas se usan para hacer patés o foie gras.

Esta carne blanca es rica en vitaminas del grupo B al igual que el pavo. También es rica en minerales como el fósforo o hierro, ambos de fácil absorción.

  • Carne de conejo: 

Este pequeño animal no es un ave, pero se considera carne blanca. Esto se debe al color de su carne. Es rica en nutrientes y tiene gran contenido en vitamina B12 y selenio. Es una carne relativamente barata y muy común en España donde se utiliza para arroces, caldos, sopas y cocidos, entre otros.

Si tuviéramos que elegir cuál es la carne más equilibrada nuestra respuesta sería la siguiente: todas, siempre que sea con moderación y esté dentro de una dieta saludable y variada. Evidentemente, tiene menos grasa la de pavo y pollo que la de cerdo, pero el consumo de ambas carnes es necesario y está bien siempre que se combinen.

Y es que la carne, en general, es un alimento sorprendentemente nutritivo, y una comida sana y equilibrada que incluye algún tipo de proteína, poca grasa (según el tipo de carne) y minerales. Entre ellas destacan las vitaminas A, B, C, D y K, cuya cantidad varía según el tipo de carne y animal.

Esperamos que os haya gustado este artículo y que  sepáis cuántos tipos de carne hay y cuáles son las más saludables. Así, nos despedimos hasta la próxima semana y no olvidéis visitar nuestro blog delicatessen cuyo contenido actualizamos cada pocos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.