Descubre los tipos de superalimentos más populares y demandados

La palabra superalimentos está de moda y seguro que has escuchado o leído más de una vez que debes consumir muchos tipos de superalimentos para mejorar tu salud y nutrición.

Hoy os contamos cuáles son los mejores superalimentos y cuáles te conviene tomar según sus propiedades y beneficios nutricionales.

Tipos de superalimentos: 10 productos que debes conocer sí o sí

Antes de detallaros todas las ventajas de estos alimentos os recordamos que no son un milagro. Un superalimento es aquel que es muy completo nutricionalmente hablando.

Es decir, los superalimentos contienen tal cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y otros compuestos beneficiosos para nuestra salud que se merecen la etiqueta de «superalimento».

Pero la etiqueta superalimento no deja de ser un invento de la industria de la alimentación a la que le interesa vendernos las bondades de estos alimentos para que los consumamos más.

El mercado y las empresas otorgan esta etiqueta a alimentos ricos en nutrientes con una supuesta capacidad de influir positivamente en la salud.

Aunque muchos alimentos podrían calificarse de superalimentos, es importante entender que no por consumir mucho un solo alimento vas a tener una buena salud o prevenir determinadas enfermedades. 

Por muchas propiedades que tengan los superalimentos no hacen milagros, eso no quita que no debas consumirlos ni nada por el estilo. Todo lo contrario.

Los superalimentos están repletos de nutrientes y son una fuente de vitaminas, proteínas y minerales de las cuales te puedes aprovechar y te recomendamos encarecidamente su consumo. 

Lo único recordarte que debes variar la dieta y los alimentos y que no por tomar un superalimento vas a solucionar tus problemas de salud.

Por ejemplo, no por tomar mucha avena o pescado rico en ácidos omega 3 como el salmón vas a conseguir reducir tu colesterol. 

Una vez sabemos esto os contamos cuáles son los 10 superalimentos que debes conocer sí o sí. Eso sí, antes de entrar en detalle es importante recordar que la composición de nutrientes de los superalimentos no es la misma entre sí.

Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra es rico en antioxidantes pero no en minerales como las legumbres.

Lo que os queremos decir es que un superalimento puede ser rico en uno o varios nutrientes pero deficitario en otros.

Sin embargo, todos los productos que se denominan superalimentos están cargados de nutrientes y desempeñan un papel en la prevención y el control de diversas enfermedades.

Superalimentos ricos en fibra

Los superalimentos ricos en fibra son las leguminosas, las frutas, los frutos secos, los cereales como la avena o algunas verduras como la remolacha o el brócoli.

Algunos ejemplos de superalimentos ricos en fibra son los siguientes:

  • Frutas 

Manzanas, fresas, peras o plátanos son algunos ejemplos de frutas ricas en fibra. Por supuesto, la cantidad de fibra es variable en cada una de ellas.

Por ejemplo, las peras ofrecen una cantidad de 3,1 gramos de fibra, los plátanos 2,6 gramos y las fresas 2 gramos. En cambio, otras frutas aportan cantidades mayores como las frambuesas que tienen 6,5 gramos o los aguacates con 6,7 gramos la pieza.

  • Leguminosas

Como las alubias o las lentejas. Las lentejas y otras alubias son una forma perfecta de introducir fibra en nuestra dieta en platos de cuchara como guisos, sopas o ensaladas.

Lo bueno de las leguminosas es que las podemos tomar durante todo el año, frías en verano en ensaladas y calientes en invierno con guisos y cocidos.

Además de fibra, las legumbres nos aportan minerales, proteínas y fibra, y por supuesto, vitaminas.

  • Cereales y frutos secos

Cereales como la avena, la quinoa y frutos secos nueces, almendras, pistachos o cacahuetes son una fuente de fibra. También las semillas de lino, de calabaza o chía son muy ricas en fibra.

Superalimentos ricos en minerales

Existen muchos minerales, pero los principales y más importantes son calcio, el fósforo, el magnesio, el sodio, el potasio, el cloro y el azufre.

Entre los superalimentos ricos en minerales nos encontramos los siguientes:

  • Pescado como el salmón, el atún rojo, las sardinas, etcétera. 
  • Verduras como la col rizada.
  • Algas y kale.
  • Mariscos.
  • Frutos secos y semillas. Los frutos secos no sólo nos aportan fibra, también tienen gran variedad de minerales y muchos de son especialmente ricos en selenio, cobre, zinc, manganeso y fósforo, entre otros.

Nota importante: cada superalimento aporta diferentes cantidades de minerales.

Tipos de superalimentos con gran contenido en vitaminas

Las vitaminas más importantes y conocidas son la familia de la vitamina A, la de la B, la C y otras como la E y la K.

Entre los alimentos ricos en vitamina B nos encontramos los siguientes:

  • Vitamina B1: jamón, sandía y leche de soja.
  • Vitamina B2: productos lácteos como la leche, yogures y quesos así como cereales, semillas y algunos frutos secos.
  • Vitamina B3: aves, pescado y carnes en general, pero también cereales y patatas son alimentos que tienen gran contenido de vitamina B3.
  • Vitamina B5: carnes blancas como el pollo y verduras como el brócoli son fuente de esta vitamina. Tampoco nos podemos olvidar el aguacate.

Las verduras como las espinacas, la remolacha, la berza y la col son especialmente ricas en vitaminas del grupo B, así como otros grupos como el A, C, E y K.

Los alimentos que tienen mayor cantidad de vitaminas son el pescado, en especial, el azul, las verduras de hoja verde como las mencionadas arriba, productos como los huevos, muchas frutas, sobre todo el aguacate y frutos secos en general.

Con este listado de tipos de superalimentos acabamos este artículo. Esperamos que os haya gustado y os animamos tanto a visitar nuestro blog gastronómico como a seguir consumiendo estos productos tan beneficiosos para la salud.

Además, si queréis seguir informados sobre noticias saludables y temas gastronómicos no podéis dejar de visitarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *