¿Cuántas formas de conservación de alimentos existen y cuáles son sus ventajas?

La conservación de los alimentos es algo que debería preocupar a todo el mundo, independientemente de su nivel de ingresos o de sus restricciones dietéticas ya que ofrece varias ventajas tanto económicas como saludables que nos ayuda a mantener a los nuestros más sanos y felices. En este artículo os vamos a contar cuántas formas de conservación de alimentos existen y cuáles son las más comunes y populares para que las apliquéis vosotros en casa de forma fácil y sencilla.

¿Cuántas formas de conservación de alimentos existen?

Hay varios tipos de métodos de conservación que pueden utilizarse para preservar el valor nutricional general de tu dieta, y cada uno tiene sus propias ventajas e inconvenientes.

Básicamente, la conservación se puede realizar de dos formas: física y química.

Conservación química y física

La conservación química consiste en añadir compuestos químicos a un producto o un alimento. La conservación física implica procesos en el que actúan agentes externos como el frío o el calor, así, tenemos la refrigeración o el secado.

Si nos atenemos a estas dos formas de conservación nos encontramos con hasta más de 18 formas de guardar los alimentos entre las que nos encontramos las siguientes:

  • Enfriamiento: hay varios tipos desde refrigeración y congelación a ultracongelación que guarda los alimentos a más de 40 grados centígrados. La congelación reduce el riesgo de deterioro y preserva la consistencia de los alimentos durante más tiempo que el simple almacenamiento en un entorno frío.
  • Calentamiento, secado y deshidratación. El ahumado también es una forma de secado.
  • Ebullición o escaldado.
  • Curado.
  • Fermentación. La carne es uno de los alimentos que se puede fermentar al igual que otros productos como los lácteos tipo quesos y yogures, tés y bebidas alcohólicas como la cerveza o la sidra.
  • Gelificación.

Estos anteriores son formas de conservación física, entre los métodos de guardar alimentos de forma química tenemos:

  • Pasteurización. Es un proceso térmico que calienta la leche durante un corto periodo de tiempo a altas temperaturas de entre unos 65 y 90ºC para matar ciertos patógenos como mohos y bacterias. 
  • Salmuera. La salmuera es parecida a la salazón ya que conserva los alimentos gracias a una alta concentración de agua y sal. La combinación de H20 y NaCl preserva los alimentos más tiempo gracias a la acción de la sal. 
  • Enlatados entre los que nos podemos encontrar: ahumados, adobos, marinados, escabeche y confiturados. Consiste en añadir nutrientes como azúcares o acidez a los alimentos para evitar que se deterioren con el paso del tiempo.
  • Encurtidos: consiste en poner en salmuera o marinar los alimentos y guardarlos en un recipiente hermético para preservar su sabor y textura.

¿Cuántas formas de conservación de alimentos existen? Cómo podéis haber visto con este listado hay bastantes métodos que permiten guardar alimentos en buen estado durante mucho tiempo.

¿Cuáles son los métodos de conservación de alimentos más populares hoy en día?

Las formas de conservación de alimentos anteriormente mencionadas son utilizadas mayoritariamente en entornos industriales y comerciales, lo que no quita que algunas de ellas sean aplicadas por consumidores a nivel particular.

Entre las formas de conservación de alimentos más comunes que suelen usar los usuarios tenemos las siguientes:

  • El refrigerio.
  • La congelación.
  • Y la deshidratación.

El refrigerio es la manera más fácil y práctica de proteger los alimentos de calor, manteniéndolos frescos por mucho tiempo. La diferencia de temperatura entre el refrigerio y el ambiente normal es suficiente para mantener los alimentos frescos durante un largo periodo de tiempo.

El refrigerio también es una forma eficaz de reducir el apetito de los animales alimentados en herbívoros para evitar la acumulación de energía en el organismo. El congelamiento es una forma más eficaz de conservar los alimentos que el refrigerio ya que permite un rango de temperatura mayor, según el frigorífico o nevera.

Para obtener el mejor efecto, los alimentos deben ser congelados a temperaturas entre -18 y -24º grados centígrados. Además, los alimentos deben ser guardados en botes hasta que su contenido graso se solidifique para prevenir el crecimiento de bacterias.

El tercer método o deshidratación es el más caro y sofisticado. Se trata del envasado al vacío, que puede evitar que sustancias como el oxígeno entren en sus productos alimentarios creando un sello hermético alrededor de ellos.

Mucha gente utiliza bolsas anti-vacío en las que el aire es retirado de su interior mediante una máquina o bomba que lo elimina y deshidrata los alimentos.

La importancia y las ventajas de conservar los alimentos

¿Cuántas formas de conservación de alimentos existen? La conservación de alimentos se refiere a los procesos que se utilizan para preparar los alimentos para su almacenamiento seguro y a largo plazo, tanto si se van a usar de forma particular o comercial.

Lo bueno de la conservación de cualquier alimento es que es impide el crecimiento bacteriano y evita otras formas de deterioro, es decir, los alimentos y productos que se guardan de esta forma son totalmente seguros y se pueden consumir en un futuro, en función del tipo de conservación.

Al margen de la seguridad, existen más beneficios a la hora de aplicar técnicas de conservación de productos alimenticios.

Entre ellas tenemos las siguientes:

  • Ayuda a mantener los alimentos en su mejor estado

La facilidad con la que muchos alimentos se deterioran hacen que no nos demos cuenta de cuando están en su mejor estado y calidad. Una adecuada conservación de los alimentos puede ayudar a mantener muchas de las cualidades nutricionales de ciertos alimentos. En muchos casos, la conservación ayuda a mantener los alimentos en su mejor estado sin que afecte en demasiado a su sabor, textura y apariencia. 

  • Para minimizar las bacterias patógenas:

Los alimentos almacenados a largo plazo corren un grave riesgo de estropearse debido, en gran parte, a bacterias como E. coli, Salmonella y otros patógenos.

Estas bacterias apenas necesitan calor, humedad y tiempo para multiplicarse rápidamente en los alimentos. Una correcta conservación de los mismos inhibe estos procesos y detiene el desarrollo y crecimiento de las bacterias. 

  • Ahorro de dinero y evitar el despilfarro de alimentos

El despilfarro de alimentos es costoso, prueba de ello es que España ha aprobado hace poco una ley para evitar este problema.

Lo ideal es evitar comprar más de lo que se puede utilizar, pero varios métodos de conservación -si se hacen de forma segura- ayudan a mantener las verduras, frutas, carnes, etc. mucho más allá de su fecha de caducidad habitual, por lo que no es necesario tirarlas.

Con la importancia de conservar los alimentos acabamos este artículo sobre cuántas formas de conservación de alimentos existen y cuáles son sus ventajas que esperamos que os haya gustado.

Si así ha sido no dudéis en compartir este artículo y seguir leyendo nuestro blog gourmet cuyo contenido actualizamos todas las semanas con noticias y artículos relevantes del sector gastronómico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.