¿Cuántos tipos de té existen y cuáles son sus propiedades?

¿Eres amante de las infusiones y los tés? Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre los tipos de tés que existen y cuáles son sus diferencias y propiedades.

Así, averiguarás que además del té rojo, verde y negro, también existen el azul y blanco, entre otros. Además, aprenderás que el té azul es una mezcla entre el verde y el negro o que el blanco es el mayor antioxidante de la naturaleza.

¿Quieres conocer más detalles y todas las propiedades de las distintas clases de té que hay así como sus beneficios? Pues sigue leyendo y te contamos todos los detalles así como

Origen del té y países productores tipos de té e infusiones que hay en el mercado. 

Lo primero es comenzar por el origen del té. El té proviene de la planta Camellia sinensis. Esta planta pertenece a la familia de las teáceas, y de sus hojas se producen los diferentes tés más comunes como el té negro o el verde.

La Camellia sinensis era originaria del sudeste asiático (desde las zonas del sur de China, hasta el norte de la India incluyendo países como Camboya o Laos).

No obstante, en la actualidad también se cultiva en zonas como Japón, Sri Lanka y zonas de África como Kenia.

De hecho, Kenia es uno de los cuatro mayores países productores de té en la actualidad junto a India, Sri Lanka y China.

Estos cuatro países representan el 75% de la producción mundial.

Efectivamente, China sigue siendo el país que más té produce en el mundo, con una producción de 1,9 millones de toneladas en el 2013. Esto equivale a más del 38 por ciento de la producción mundial.

La India se coloca segundo productor con un total de 1,2 millones de toneladas en 2013. Entre estos cuatro países juntan el 75 % de toda la producción del planeta.

Además de Asia y zonas de África esta planta también se cultiva Sudamérica y alrededor de los mares Negro y Caspio.

Tipos de té y sus diferentes propiedades

Ahora que conocemos un poco del origen del té toca hablar de las diferentes clases de Camellia sinensis, así como sus propiedades y efectos en nuestra salud. 

Verdaderos tés:

Como dijimos antes la planta del té es la Camellia sinensis. Por ello, se consideran verdaderos tés a aquellas infusiones que se hacen con las hojas de esta planta.

De esta forma, infusiones como la manzanilla o la menta no se consideran verdaderos tés. Siguiendo esta norma, los tipos de tés clásicos son los siguientes:

  • Té verde.
  • Té blanco.
  • Té oolong o azul.
  • Té pu-erh.
  • Té negro.
  • Té matcha, una variedad del verde. 

Aunque estos tés se elaboran con las mismas hojas de la planta Camellia sinensis, la principal diferencia entre ellos es el color y el sabor que se consigue en cada caso a la hora de producirse cada planta. 

  • 8,75 9,65 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • 6,05 8,25 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • 7,45 8,05 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • 6,15 8,35 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos

A continuación, explicamos cada variedad de té, comenzamos por el té negro:

Té negro:

El té negro se descubrió por accidente en el siglo XVII cuando unos productores chinos se equivocaron al elaborar un té verde y en vez de producirlo verde lo oxidaron de color negro.

Se elabora con las hojas de la planta Camellia sinensis, la misma que se utiliza para hacer el té verde. No obstante, las hojas se fermentan y se dejan secar para darle ese color oscuro y sabor tan intenso a consecuencia de la oxidación producida en el proceso. 

A diferencia de otras clases de té, el negro es el que tiene mayores niveles de cafeína.

Uno de los motivos es que el tiempo de infusión es más largo que el del té verde y que la temperatura de remojo es más alta, normalmente hirviendo. Como el té negro está oxidado, permite extraer más cafeína de la hoja que otros tipos de té.

Por esta razón, mucha gente lo usa como sustituto del café. En concreto, 20 miligramos por cada 100 gramos de té. 

Algunos de los beneficios y propiedades del té negro son los siguientes:

  • Sus flavonoides combaten la inflamación.
  • Favorecen una función inmunitaria saludable.

Se puede cocinar al vapor, dejar enfriarse y usar la infusión como remedio casero para pequeños cortes y rasguños y reducir la hinchazón en estas heridas.

Además, un baño de esta bebida también ayuda a aliviar la inflamación causada por la hiedra venenosa. Del té negro se obtienen variedades como el english breakfast tea, en otras palabras, el típico té inglés. 

Té blanco

El té blanco es una de los tipos de té menos procesada. Es característico por su delicado sabor. Este tipo de té se cosecha antes de que las hojas abran por completo, lo que hace que los brotes jóvenes mantengan unos finos pelos blancos, de ahí el origen de té «blanco».

La recogida manual y a destiempo de estos brotes jóvenes hace que no se oxide tanto como las hojas de té verde o negro. Además, su proceso y recogida se hace a mano y se secan rápidamente lo que origina un procesamiento mínimo y una baja oxidación.

El té blanco es sinónimo de un té más fresco y delicado. Sus beneficios son los siguientes:

  • Menor cantidad de cafeína, por lo que es ideal para gente amante de bebidas descafeinadas. 
  • Es el té más eficaz para combatir diversas formas de cáncer gracias a su alto nivel de antioxidantes.
  • Bueno para la higiene dental gracias a su alta composición en catequinas, flúor y taninos que fortalecer los dientes y ayudan a combatir la placa bacteriana.

Té verde

El té verde es uno de los más famosos y el que se lleva muchos titulares. Este té es originario de China, donde las hojas se procesan con calor mediante un método de cocción en sartén o tostado.

En cambio, en otros países como Japón las hojas se cuecen. Muchos de los beneficios del té corresponden a esta variedad.

Aunque su especialidad está en que es muy rico en flavonoides que benefician la salud arterial y del corazón al ayudarnos a minimizar los niveles de colesterol malo y la coagulación de la sangre, tal y como lo confirman diversos informes y estudios.

Otras investigaciones han descubierto que esta variedad de té es antiinflamatoria, lo que ayuda a mantener la piel limpia y brillante.

Té matcha

El matcha es un polvo de té verde muy fino y de gran calidad que se obtiene de las hojas enteras de arbustos de té cultivados a la sombra. Se trata de un té muy famoso desde hace unos años.

Contiene aún más antioxidantes que el té verde normal ya que se ingieren las hojas. De hecho, algunos expertos sugieren que una taza de matcha equivale a varias tazas de té verde.

Variedad de té Oolong, Wu long o azul

El té Oolong o azul es una variedad de té tradicional chino que también se elabora con la Camellia sinensis.

La diferencia radica en su procesamiento. Mientras el té verde no se oxida mucho, el té negro sí. Es decir, se oxida casi totalmente hasta volverse negro. En cambio, el té azul tiene un punto intermedio de oxidación entre el verde y el negro.

Se oxida parcialmente y esta es la responsable del color y el sabor característico del té oolong. Destaca por tener l-teanina, un aminoácido que reduce la ansiedad y aumenta el estado de alerta y la atención.

Recientemente, se ha descubierto que este aminoácido puede ayudar a prevenir enfermedades cognitivas como el Alzheimer o demencia senil. 

Además, también contiene polifenoles, que se relacionan con la disminución del riesgo de diabetes de tipo 2 y la reducción de inflamaciones. Se dice que es el mejor té para quemar calorías, además de reforzar el sistema inmunitario del organismo.

A diferencia del verde, el Wu long tiene un sabor más dulce.

Té rojo o puerh

El té rojo, también conocido como Pu‘er o té pu-erh (en chino) es una variedad de té fermentado que se produce tradicionalmente en la provincia de Yunnan en China. Se traduce cómo «té rojo» (en chino).

El Pu’er pertenece a una categoría más amplia de tipos de tés fermentados como tés oscuros. Se suele cosechar en entornos libres de contaminación y se fermenta en cuevas naturales para obtener una mejor calidad.

Una propiedad de este té es su efecto calmante. 

Otras clases de tés e infusiones de hierbas:

Las infusiones o tisanas son muy similares a los diferentes tipos de té pero no tienen que llevarlo. Se pueden hacer con hierbas, especias, frutas u otras plantas además de las hojas o sobres de té.

Una infusión propiamente dicha sería aquella realizada con agua y alguna de estas plantas: manzanilla, anís, menta o rooibos. Existen numerosos tipos de infusiones, todas ellas con sus propios beneficios.

Algunas de las infusiones más populares son las siguientes:

  • Manzanilla.
  • Anís.
  • Menta.
  • Poleo.
  • Rooibos.
  • Jengibre.
  • Valeriana.

Y con las infusiones y otras bebidas acabamos este artículo de los diferentes tipos de té así como sus propiedades y beneficios. Esperamos que os haya gustado y descubierto detalles y cosas que desconocíais.

Recordad que cada semana actualizamos el contenido de nuestro blog «Rincón del Gourmet» con recetas y artículos tan interesantes como este.

  • 8,75 9,65 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • 6,05 8,25 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • 7,45 8,05 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • 6,15 8,35 
    Vendido por : serenitea
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos