Propiedades de la kombucha: ¿cuáles son y por qué este té es tan bueno?

¿Sabías que el té kombucha es la bebida de moda y la toma mucha gente por su sabor y beneficios? Las propiedades de la kombucha, como se también se conoce popularmente a este té de origen asiático, son muchas (fuente de vitaminas, protege las defensas y tiene una acción depurativa y digestiva, entre otras cualidades).

Estas características se deben a que es un alimento probiótico, es decir, un tipo de comida, en este caso bebida, que pasa por un proceso de fermentación lo que le otorga inmensos beneficios para la salud que os detallamos a continuación.

Muchas de las cualidades y propiedades de la kombucha son conocidas desde hace miles de años, pero no fue hasta hace poco que esta bebida asiática efervescente y fermentada se ha puesto de moda en Occidente. Por ejemplo, el futbolista del Atlético de Madrid, Marcos Llorente es un apasionado de esta bebida por todo lo que le ofrece.

Y ahora que ya sabemos un poquito de este té vamos a comentaros todo lo que es capaz de ofreceros, que ya os decimos que es mucho.

¿Qué es el té kombucha y cuál es su origen?

El té kombucha es una bebida efervescente y fermentada de origen asiático. Se elabora preparando hojas de té negro con una mezcla de bacterias y levadura, y dejando que la infusión fermente durante varias semanas.

El té de kombucha suele aromatizarse con zumos de frutas o hierbas, y puede servirse caliente o frío. Aunque se desconoce el origen exacto del té de kombucha, se cree que se originó en Asia hace varios siglos.

El nombre puede venir del japonés al combinar las palabras: kombu que quiere decir ‘alga’, y cha que se traduce como ‘té’. Otras fuentes afirman que el nombre es ruso ya que proviene de kombuja que se traduce como ‘gran alga’.

Sea como fuere, lo cierto es que su origen es en Asia, entre Japón, Corea, China y Rusia, unos cuantos siglos A.C.

Eso sí, la primera referencia escrita a este té se remonta al siglo III d.C., en los escritos del médico chino Kao Hung. A lo largo de los siglos, la popularidad del té de kombucha se extendió por Asia, África y Europa.

En la actualidad, el té se disfruta ampliamente en todo el mundo. De hecho, hoy en día, el té de kombucha es cada vez más popular en los países occidentales y se puede encontrar en muchas tiendas de alimentos saludables.

Las propiedades de la kombucha: ¿cuáles son?

Para entender las características y propiedades del té kombucha primero os tenemos que hablar de su preparación. La kombucha se elabora fermentando el té negro con la ayuda de bacterias y levaduras.

Este proceso de fermentación crea ácidos naturales, como el ácido glucurónico, el ácido láctico y el ácido acético. Estos ácidos contribuyen a las propiedades digestivas y probióticas del té de kombucha.

Precisamente, las mejoras digestivas de la kombucha se deben a la fermentación y las bacterias obtenidas de dicho proceso. Estas bacterias son buenas para la salud y el sistema digestivo y se engloban en los alimentos conocidos como probióticos.

Algunos de los alimentos probióticos más conocidos están los productos lácteos como el kéfir, yogures fermentados y, por supuesto, el té kombucha.

Entre los beneficios y propiedades para la salud del té de kombucha se encuentran los siguientes:

  • Mejora del sistema digestivo y protección de la flora microbiota

Se sabe que los alimentos probióticos son perfectos para el sistema digestivo ya que los protegen, mejoran su función y ayudan a la tarea de deshacer los alimentos. Pero además, se sabe por ciertas investigaciones que el té kombucha puede tener propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas por su alto contenido en antioxidantes procedentes del té.

  • Fuente de antioxidantes

Como la kombucha se elabora con té verde o negro, (esto depende del productor) también se obtienen los beneficios del té. Esto incluye compuestos bioactivos, como los polifenoles del aceite de oliva, que actúan como antioxidantes.

Los antioxidantes son compuestos que se encuentran en los alimentos y que ayudan a proteger el organismo. Pueden ayudar a reducir la inflamación, apoyar su sistema inmunológico y reducir el daño del ADN. También pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades como el cáncer.

  • Pérdida de peso

Algunos defensores de este tipo de té afirman que la kombucha puede ayudar a la pérdida de peso, pero faltan evidencias para afirmarlo al 100 por ciento.

Lo que sí se sabe es que hay expertos en nutrición que promueven el uso de la kombucha para perder peso por los siguientes motivos: al tener probióticos contribuyen a la pérdida de peso y a atajar la grasa del vientre. 

Además, otro efecto de los probióticos es que aumentan la saciedad al llenar el estómago, lo que puede contribuir a perder esos kilos de más.

  • Rico en nutrientes y vitaminas 

El té kombucha contiene pequeñas cantidades de vitaminas y minerales que se producen cuando la levadura descompone los azúcares, incluida la vitamina C y las del grupo B, como la B1, B6 y B12.

Además, también contiene vitaminas de los grupos D, E y K, así como ácido fólico.

  • Reducción de la presión arterial y colesterol

Según corroboran ciertos estudios, el consumo frecuente de kombucha se asocia a un mejor control del colesterol y, junto con los polifenoles protectores del té, especialmente el té verde, puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

  • Mejora del funcionamiento del sistema inmunitario

Gracias al epigalocatequina-3-galato o EGCG que se encuentra en el té verde de algunos tipos de kombucha, puede ayudar al metabolismo a que sea más fuerte.

Además, el té fermentado contiene azúcares que alimentan la levadura y a las bacterias de la kombucha, lo que ayudará a generar más bacterias beneficiosas para tu estómago y organismo. Recuerda, al tener una cantidad diversa de bacterias dentro de su cuerpo, contribuye en la mejora de las defensas y del sistema inmunológico.

Consejos de uso y precaución

Hoy en día, el té de kombucha es cada vez más popular en los países occidentales, y es cada vez más consumido. Algunos de los beneficios os los contamos en el párrafo anterior en relación con sus propiedades.

Algunas de estas ventajas para la salud son la mejora de la digestión, la pérdida de peso, la reducción de la presión arterial y la mejora del funcionamiento del sistema inmunitario.

Comentar que algunos de estos beneficios están siendo corroborados y a medida que pasa el tiempo se conocen más. Lo que sí se sabe con seguridad es que el té de kombucha es seguro de consumir.

Eso sí, algunas personas pueden experimentar ligeros efectos secundarios gastrointestinales si son sensibles a las bacterias y levaduras que se encuentran en la infusión. Por otro lado, comentar que no se recomienda para las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Por este motivo, si no habéis probado esta bebida os aconsejamos empezar con una cantidad pequeña. En caso de no sentir molestias la podéis consumir sin problemas. Y con esto acabamos este artículo sobre las propiedades de la kombucha que esperamos os haya gustado.

Además, os invitamos a echar un vistazo a nuestra tienda delicatessen donde tenemos la mejor selección de tés gourmet del mercado entre las que destacan el té blanco, el negro, el rojo o pu erh o el Rooibos, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *