¿Cómo afecta la subida del IVA de las bebidas azucaradas al sector HORECA?

En el artículo de hoy trataremos la reciente noticia de la próxima subida del IVA de las bebidas azucaradas y cómo afecta al sector HORECA, en un momento especialmente delicado para la restauración y hostelería a consecuencia de la pandemia.

No sólo en términos económicos, sino por la pérdida de empleos y locales en un sector que aglutina a millones de trabajadores y cuenta con más de 300.000 locales entre Hostelería, Restauración y Cafeterías.

¿Subida del IVA de las bebidas azucaradas o no?

Recientemente, el Gobierno de España anunciaba un incremento del impuesto del IVA sobre bebidas azucaradas y edulcoradas. Este aumento será del 10 al 21% y la idea es llevarla a cabo para el año que viene.

Esta idea del Ejecutivo entra en línea con un plan integral de Consumo para favorecer hábitos saludables, en especial, entre los jóvenes.

Se pretende evitar así un consumo excesivo de ázucar ya que las personas que consumen diariamente bebidas que llevan azúcar tienen un mayor riesgo de engordar y de desarrollar enfermedades tipo diabetes.

A pesar de las buenas intenciones del gobierno el anuncio de estas medidas puso en pie de guerra a un sector que no lo está pasando bien.

Afortunadamente, el gobierno respondió estos días que el incremento del IVA sólo será aplicable a las bebidas y refrescos comprados en las grandes superficies y supermercados.

Esta respuesta del gobierno a través del Ministerio de Hacienda tranquilizó a un sector que aporta el 7,4 % del Producto Interior Bruto (PIB) del país y aglutina a más de 1,7 millones de trabajadores.

La hostelería ha hecho muchos esfuerzos durante estos meses no sólo económicos, también en forma de medidas y protocolos de seguridad. Por estos motivos, recibir esta noticia sería un nuevo mazazo para un sector necesitado de buenas noticias.

Sin embargo, el Gobierno ha decidido abortar el proyecto y aplicarlo solo a la distribución. Es decir, se pretende evitar un impacto en toda la cadena hostelera.

La intención es que el pago del 21 por ciento del IVA en las bebidas azucaradas será aplicable en supermercados y otras superficies dejando fuera a la hostelería.

Se evita así una medida que mantiene el 10 % del IVA en el caso de bares y restaurantes. Estos locales podrán deducir la diferencia restante de Hacienda y evitarán el pago que sí tendrá que hacer la distribución.

La aprobación ha abierto un debate sobre el aumento de la presión fiscal en un sector que ha recibido el cierre de más de 30.000 locales durante el confinamiento y todavía se está recuperando económicamente.

La presión fiscal aumenta

La crisis del coronavirus ha causado pérdidas económicas en todos los ámbitos y áreas profesionales.

Los graves efectos económicos y sociales que ha padecido el sector HORECA por la falta de consumo y las consecuencias provocadas por la pandemia, el confinamiento todavía perduran.

Es más, la situación se complica si cabe más con la vuelta a un Estado de Alarma con toque de queda en todo el Estado (de 23:00 a 06:00 horas) aunque este horario puede variar una hora más o menos en función de cada Comunidad.

Por todo ello, se plantea un debate sobre la presión fiscal que sufre el canal HORECA al que se suma un informe de fiscalidad y alimentación realizado por la famosa consultora PwC.c.

Esta investigación ha sido solicitada a petición de AECOC (Asociación de Empresas del Gran Consumo), la Asociación empresarial del país que junta Industria y Distribución.

Otras instituciones como ACES, Anged, Asedas, Hostelería de España, Marcas de Restauración, Promarca y FIAB, también han pedido este estudio.

Según afirma la investigación, la subida del IVA tendría un gran impacto negativo en la economía con grave una caída en facturación y empleo.

Además, afectaría a toda la cadena de alimentación y suministro entre los que se encuentran sectores como la logística, industria, agricultura o restauración, entre otros.

Se estima que el posible incremento del 10 al 21% tendría las siguientes consecuencias:

  • Pérdida de unos 2.000 puestos de trabajo.
  • Reducción de facturación de unos 120 millones de euros.
  • Caída en el Valor Añadido Bruto de 1.110 millones de euros.

Evidentemente, el gobierno tiene otra visión ya que estima recaudar unos 340 millones de euros el próximo año.

En otros países la misma medida no ha demostrado efectos positivos, de hecho, en lugares como Francia o México que llevan años aplicando este sistema no se muestra una relación en términos de reducción de sobrepeso en la sociedad.

Todo ello ha provocado que otros países como Dinamarca, Australia, Colombia o Eslovenia lo hayan erradicado al considerarlo negativo e ineficaz para la economía. Es más, el informe coincide en que los impuestos no modifican los hábitos de consumo. 

En todo caso, esta política fiscal de un impuesto regresivo no va a afectar a un sector empobrecido que ha demostrado unión y adaptación en estos tiempos tan difíciles.

Digitalización: adaptarse o morir

De hecho, «adaptarse o morir» ha sido el lema de bares y restaurantes que han visto como la tecnología ha sido su mejor aliado.

Gracias al uso de la tecnología, los pedidos online y soluciones ditales como aplicaciones, cartas digitales o combinar la venta física y online han salvado muchos negocios que han sabido reinventarse. 

Sin duda, la presencia física y el contacto deben evitarse en la medida de lo posible, pero el sector HORECA necesita el trato con los clientes habituales y no tan habituales para sobrevivir

Esto puede conseguirse de forma segura gracias al uso de procesos de digitalización en los negocios que permiten una oportunidad más de negocio gracias a la venta online de productos que evitan las colas y garantiza el respeto de las distancias de seguridad.

Sin duda, el sector HORECA y los negocios postcoronavirus tienen un escaparate y recurso muy importante gracias a la digitalización. Al margen del reparto a domicilio y el uso de apps en la restauración, también hay otras soluciones para minimizar pérdidas.

Entre ellas se encuentran ejemplos como el uso de máquinas de vending, la venta casera de domicilio, el envío gratis de productos de alimentación, el consumo colaborativo o la venta de productos monodosis como la miel o el aceite.

En resumen, la no subida del IVA de las bebidas azucaradas al sector HORECA es una muy buena noticia de un sector que ha demostrado estar unido y comprometido.

Desde ClubDelicatesen esperamos que os haya gustado este análisis de la situación y en caso de querer estar informado sobre el canal HORECA no dejes de leer nuestro blog dedicado a este sector.

Y en el caso de que seas productor y quieras usar nuestros canales para vender tus productos, aquí te dejamos un formulario de contacto para que pases a formar parte de la familia de ClubDelicatessen.