Los mejores consejos para comprar jamones ibéricos: ¿en qué fijarse?

¿Quieres regalar un jamón ibérico estas Navidades y no sabes por dónde empezar? Sigue leyendo ya que te interesa saber una serie de claves y consejos para comprar jamones ibéricos que hemos recopilado para ti. 

Trucos y consejos para comprar jamones ibéricos

Elegir un buen jamón no es tarea fácil, hay que tener muchos aspectos en cuenta, desde distinguir entre un ibérico a un bellota, al sabor o la denominación de origen y el porcentaje de ibérico.

Por ejemplo, ¿sabías qué existen hasta 4 denominaciones de origen o que un pata negra es 100 por ciento ibérico y criado en las dehesas.

Para seleccionar el mejor ibérico y jamón que se adapte a tus necesidades y gustos debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Ibérico o serrano, ¿cómo diferenciar entre ellos?
  • Denominación de origen.
  • Tipo de jamón.
  • Etiquetado y alimentación.
  • Precio y presupuesto.

¿Qué se considera un ibérico y qué un serrano?

Uno de los mejores consejos para saber comprar jamones ibéricos es saber determinar su nivel de pureza, para ello, debes conocer algunos aspectos de ellos.

Por ello, vamos a comenzar por lo básico. ¿Qué se considera un ibérico?, ¿Es lo mismo que un serrano? La respuesta es no. Ambos tipos de jamones son diferentes.

Existen dos distinciones a la hora de clasificar un jamón ibérico, según la raza y según la alimentación. De esta forma, según la raza debemos tener en cuenta que existen los 100 por ciento ibéricos o un determinado nivel de pureza de esta raza.

En el etiquetado suele llevar el nivel de la raza. Así, se pueden mezclar con otras razas como los Duroc, esto se suele hacer porque esta mezcla da como resultado jamones más sabrosos.

Una vez sabemos la distinción entre razas y su nivel de pureza toca hablar de la alimentación y el etiquetado.

Para diferenciar los ibéricos debes saber que existen cuatro clases de jamón ibérico que coinciden con las 4 denominaciones de origen. 

Teniendo en cuenta esto es fácil distinguir las cuatro variedades de ibérico si nos fijamos en el etiquetado.

El color del etiquetado indica las cuatro clases de cerdo que se clasifican de la siguiente forma:

  1. Jamón ibérico de cebo que lleva etiqueta blanca.
  2. Jamón ibérico de cebo de campo que se etiqueta de color verde.
  3. Ibérico de bellota incorpora una pegatina color roja.
  4. Ibérico pata negra o puro que lleva una etiqueta negra. 

Estas categorías van de menor a mayor calidad de pureza y de raza. Por ejemplo, el pata negra es 100 por ciento ibérico puro, en cambio, uno de cebo está mezclado con otras razas.

En el etiquetado se tiene en cuenta aspectos como la dieta, la forma de crianza y la raza, este aspecto es fundamental, de hecho, la raza marca la diferencia entre un cerdo puro y uno mezclado.

De esta forma, las etiquetas indican lo siguiente;

  • La etiqueta blanca corresponde a un jamón ibérico de cebo. Estos animales se suelen criar en libertad en granjas abiertas y se alimentan, principalmente, a base de cerales. El mínimo de raza de jamón ibérico para elaborar este tipo de carne debe ser al menos de un 50 por ciento de la raza.
  • La verde indica jamón ibérico de cebo de campo, en el que los cerdos también se alimentan de cereales, pero en libertad. El mínimo de pureza de esta variedad debe estar compuesta por el 50 por ciento de la raza ibérica.
  • La etiqueta roja significa que es un jamón ibérico de bellota procedente de cerdos criados en libertad que han sido alimentados únicamente con bellotas durante sus últimos meses.
  • Finalmente, la etiqueta negra es la de mayor calidad y pureza e indica que el cerdo es 100 ibérico puro. Se asegura que ese animal ha sido alimentado únicamente a base de bellotas durante sus últimos tres o cuatro meses de vida antes del sacrificio. Por este motivo, este ibérico suele ser el más caro y suele tener una denominación de origen Jabugo o Guijuelo. Las granjas que cultivan este tipo de carne deben seguir unas pautas marcadas según la normativa delimitada por el sello de garantía de cada denominación. En otras palabras, que el productor ha seguido las normas para producir los jamones según los más altos estándares de calidad.
  • Vendido por : Jamones Faustino Prieto
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Jamones Era Alta
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Señorío Porriño
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Jamones Doña Lola
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos

Tips para comprar jamones ibéricos estas Navidades y todo el año

Jamones de cebo o etiqueta blanca

La etiqueta blanca o los jamones ibéricos de cebo suelen ser los más más baratos. Se alimentan a base de cereales y leguminosas en granjas comerciales con distancias de separación entre ellos y con un espacio de unos dos metros cuadrados.

Al margen de esto suelen tener unos 10 meses de vida antes de ser sacrificados y deben pesar en torno a los 108 y 115 kilos en dicho momento.

Su precio medio por kilo ronda los 60 euros, aproximadamente.

Jamones de cebo de campo o etiqueta verde

Las características de estos animales se parecen mucho a las de los cerdos de cebo. Deben pesar lo mismo a la hora de ser sacrificados, pero tienen más espacio y su alimentación es un similar a los de cebo.

Ambos son alimentados con cereales y leguminosas, la diferencia es que los de cebo de campo suelen estar en libertad. Se sacrifican al tener un año de edad y el peso debe ser el mismo que los de cebo, o sea entre 108 y 115 kilos.

Para ser considerado un animal de esta clase debe tener al menos un nivel de 50 por ciento de raza ibérica. 

Jamones de bellota

Estos animales suelen ser ibéricos puros, aunque pueden estar mezclados entre sí, la principal diferencia entre estos y los pata negra es que solo se alimentan a base de bellotas los últimos meses antes de ser sacrificados.

En cambio, los animales pata negra son alimentados a base de bellotas durante toda su vida. De ahí, el nombre de bellota 100 por ciento ibérico. 

En esta categoría entran las variedades y términos dehesa y montanera que no tiene que ver con el nivel de pureza de la raza y no pueden ser usados para los de cebo o de campo.

Por otro lado, los jamones de bellota pueden ser de cualquiera de las 4 denominaciones de origen entre las que nos encontramos las siguientes:

Si quieres conocer en detalle las 4 Denominaciones de Origen de los jamones ibéricos te recomendamos visites este artículo.

Comentar que estos animales viven en la Dehesa y comen pasto y bellotas en libertad. A la hora de su sacrificio deben tener unos 14 meses y su precio puede llegar a los 230 euros/ kilo si son 100 por ciento ibérico o bien 150 euros/kilo si son Ibérico 50 por ciento.

Ibéricos pata negra

Finalmente, los pata negra suelen ser los más caros con precios que oscilan a partir de los 250 euros/kilo o más según el peso, la D.O., y su productor.

Estos animales producen los mejores jamones del mundo. Son ibéricos 100 por ciento y es uno de los mejores regalos para hacer por Navidades. 

Recuerda su etiqueta negra. 

A modo resumen, quédate con lo siguiente:

4 colores:

  • Etiqueta negra o 100 por ciento pata negra. 
  • Etiqueta roja corresponde a animales criados en las dehesas y alimentados con bellotas.
  • Etiqueta verde que corresponde a razas cruzadas.
  • Etiqueta blanca o de cebo que es distintivo de jamones ibéricos mezclados y alimentados en espacios tipo granjas.

Consejos para comprar jamones ibéricos online

  • Aspecto

La «pata» debe ser negra y mostrar signos de desgaste. Ambas aspectos son síntoma de que el animal ha tenido una vida caminando, corriendo y retozando en la naturaleza, lo que redunda en su sabor y calidad. 

  • Pata alargada

Cuando compres un jamón ibérico en lonchas ten en cuenta lo siguiente: que tengan un tono rojo brillante y una grasa transparente. Otra característica de un buen jamón son los puntos blancos en la carne, que son un signo de un largo proceso de curación.

Si la pata debe ser alargada, el tobillo debe ser fino.

  • Grado de grasa

La grasa no debe exceder nunca del 43 por ciento y menos del 16 por ciento. Si tiene más niveles de grasa no es muy recomendable, estos niveles varían según las zonas de cría del cerdo, su tipo de alimentación, si es jamón o paletilla.

Otro factor importante es que no tenga exceso de sal. Y eso es todo. 

Ahora que sabéis los mejores trucos y consejos para comprar jamones ibéricos os animamos a que comprobéis las diferencias de sabor probando una o diferentes variedades en nuestra tienda, contamos con todas las variedades y D.O.

Y es que, sin duda, lo mejor de un jamón no es su etiqueta, ni variedad, sino comerlos en buena compañía y si puede ser acompañado de una copita de vino, queso o lo que más te guste.

  • Vendido por : Jamones Faustino Prieto
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Jamones Era Alta
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Señorío Porriño
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Jamones Doña Lola
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *