Aceite de oliva de Producción Integrada, conoce sus ventajas y características

Hoy vamos a hablar del aceite de oliva de Producción Integrada, así como sus beneficios y características. La calidad de los productos y alimentos viene determinada, en su gran mayoría, por la calidad y forma de recolección, producción y venta.

No es lo mismo una cosecha usando fertilizantes que reduciéndolos al mínimo. Un claro ejemplo es el aceite de oliva de Producción Integrada o PI ya que utiliza técnicas de cultivo, recolección y producción respetuosas con el medio ambiente, con el producto y que garantiza una cosecha final de alta calidad.

¿Qué es la producción integrada?

La Producción Integrada es una forma de producción agricultora que tiene como objetivo ser sostenible desde el punto de vista socio-económico y medioambiental.

Es decir, se intenta conseguir que el cultivo y la agricultura tengan el menor impacto en la naturaleza y el uso racional y sostenible de técnicas para aprovechamiento de los recursos naturales.

Para ello, se reduce el uso de fertilizantes químicos al mínimo posible y sólo en determinados momentos. De esta forma, se evita el exceso y la acumulación de nutrientes inorgánicos en el suelo y la contaminación de acuíferos o aguas subterráneas.

Esto se combina con la aplicación de abonos orgánicos tipo compost y estiércol y tratamientos de control fitosanitario así como potenciando el uso de la lucha biológica.

Es decir, se hace uso de medios naturales para hacer frente a plagas y control de hongos y otras amenazas para el cultivo.

Producción integrada, ¿cuáles son sus ventajas?

La Producción Integrada tiene claros beneficios frente a otras formas de agricultura ya que contribuye a la sostenibilidad económica al usar de una forma racional los recursos naturales. Además, no abusa de fertilizantes lo que garantiza un ahorro en los costes de producción.

Al mismo tiempo, la PI también colabora con la sostenibilidad social debido a la necesidad de mejoras continuas en el equipamiento y material. Esto redunda en la calidad y profesionalización del personal a cargo de los cultivos.

Además, crea una implantación mejorada en la cadena de producción y, por lo tanto, un mayor desarrollo en zonas rurales lo que refuerza el tejido empresarial del lugar.

Finalmente, no sólo trae ventajas para los agricultores y ganaderos, también para los consumidores.

Esto es posible ya que el público tenemos acceso a productos con garantía de alta calidad, respetuosos con el medio ambiente y con la posibilidad de identificar el etiquetado y trazabilidad de todos los productos realizados de esta forma.

banner-aove

Aceite de oliva de Producción Integrada, características y ventajas

Por todos los motivos anteriores, es obvio que muchos agricultores se animen a producir aceite de oliva de producción integrada y otras clases de aceite.

Pero, ¿en qué consiste el aceite PI?

El aceite de oliva proveniente de Producción Integrada se aleja de la forma tradicional de obtención el aceite de oliva ya que el cultivo del zumo de oliva parte de las normas de la Producción Integrada.

Esto redunda en su sabor y aroma final gracias al respeto de la aplicación armónica de factores productivos y recolectores que optimizan la calidad final del producto.

Por ejemplo, la oliva se controla y recoge en un punto óptimo. Este proceso se lleva a cabo una vez que los técnicos han analizado el punto exacto de cada parcela de maduración.

Para su recogida se usa maquinaria moderna que no daña los árboles y derriba el menor número de brotes. Y lo mismo sucede con la preparación al usar sistemas de rodillo y conservación basados en criterios de buenas prácticas agrarias.

¿Qué es y cómo se obtiene el aceite PI?

Cuando un consumidor va al supermercado y compra un bote de aceite de oliva de Producción Integrada de cualquier variedad sabe que cuenta con una garantía y un sello de calidad.

Y es que la aplicación de este sistema productivo obliga a los agricultores a inscribirse en una Asociación de Productores Integrados o API. Esta API controla el proceso productivo y el seguimiento de las normas de PI que garantizan la calidad del producto final.

Es decir, si el aceite es de oliva virgen extra de Producción Integrada podemos tener la garantía de que se trata de un producto que ha pasado por las más exigentes normas y el máximo cuidado del agricultor.

De esta forma, como consumidores tenemos una mayor seguridad alimentaria al saber que estos productos han pasado por altos niveles de exigencia y producción.

Y no sólo el aceite de oliva, todos los cultivos que gozan de este proceso productivo merecen un especial cuidado por parte de sus agricultores que se ve en el resultado final y en la calidad cosecha.

¡En otras palabras, lo vemos en el sabor, color y aroma del aceite! Y sus premios hablan de él como el mejor aceite de oliva de Andalucía y probablemente de España.