Guiso de garbanzos y espinacas: receta casera paso a paso

¿Quieres aprender a preparar un delicioso guiso de garbanzos y espinacas casero acompañado con tomates? Sigue leyendo y te contamos cómo.

Los platos de cuchara son ideales para superar estos días fríos y húmedos. No solo por lo deliciosos, ricos y calientes que están, sino que son una gran fuente de minerales (hierro, fósforo o zinc) y vitaminas (B1, B1 y B3).

Esto se debe, principalmente, a que este tipo de platos suelen estar hechos con legumbres como las alubias, las lentejas o los garbanzos que cuentan con grandes beneficios para la salud.

Sin olvidarnos que las leguminosas son parte fundamental de la dieta del ser humano y un excelente alimento con el que se pueden acompañar infinidad de platos y recetas.

Por ello, hoy os traemos esta receta casera de un guiso de garbanzos y espinacas acompañado con tomates.

Guiso de garbanzos y espinacas acompañado con tomates: Ingredientes

Hay muchas formas y versiones diferentes a la hora de preparar un guiso de garbanzos y espinacas, unas más secas otras más caldosas.

En esta ocasión, hemos elegido ofreceros un guiso de garbanzos acompañado de salsa de tomate generosamente condimentada con amado comino, pimentón y un toque picante de cayena.

Beneficios para salud: fuentes de calcio y hierro

Tanto los garbanzos como las espinacas son buenas fuentes de calcio y hierro, además los garbanzos también son ricos en proteínas.

Por otro lado, los tomates son ricos en antioxidantes como el licopeno, y contienen nutrientes como la vitamina C y la vitamina K, así como minerales como el potasio o el folato.

Si eres amante de lo integral y te gusta el arroz, tienes la opción de usar un delicioso arroz de Valencia.

Así, conseguirás mantenerte lleno por más tiempo y frenar tus ganas de picar entre horas así como obtener antioxidantes, lignanos, fibra dietética y minerales saludables para el corazón.

Lista de ingredientes:

    • Unas 4 cucharas de aceite de oliva virgen extra.
    • Una cebolla y tres dientes de ajo.
    • 400 gramos de garbanzos.
    • 300 gramos de espinacas.
    • 1 bote de salsa de tomate. (La puedes hacer tú mismo).
    • Condimentos como comino molido (3 cucharadas), 1 cucharadita de pimentón suave o picante y finalmente, para darle un toque picante puedes añadir pimienta de cayena o polvo de chile picante.
    • Perejil, sal y pimienta negra al gusto.
    • Además, puedes usar una lata de tomates pelados para acompañar la salsa de tomate.
    • Arroz cocido. (Opcional).

Nota: las cantidades son para un plato para 4 personas.

  • 84,00 100,00 
    Vendido por : S. C. A. San Vicente
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Arroces Sivaris
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : La Despensa de Lujo
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos

Instrucciones

Calienta un chorro de aceite de oliva en una olla o cacerola grande, aunque puedes usar una sartén grande. Corta la cebolla y pocha junto a los ajos a fuego lento sin que lleguen a dorarse y tengan un color transparente, revolviendo de vez en cuando.

Añade todas las especias molidas junto al pochado y revuelve. Deja freír la mezcla durante uno o dos minutos revolviendo todo el tiempo para evitar que se quemen.

Añade la salsa de tomate a la sartén y la lata con los tomates picados. Aplasta los tomates con un pasapurés en un recipiente separado antes de añadirlos a la sartén.

Si no te importan los grumos o bien te gusta disfrutar de los tomates puede aplastarlos directamente en la olla.

Deje que la salsa se espese al hervirla a fuego lento revolviendo de vez en cuando. Una vez que espese sazona con pimienta negra y pimentón, echa los garbanzos y déjalos cocer durante unos 30 minutos.

Echa tomate en caso de que se seque y remueve constantemente. Una vez estén hechos los garbanzos es hora de echar las espinacas y coloca la tapa para que se hagan rápidamente.

Otra opción es freírlas aparte con aceite de oliva virgen extra y luego echarlas al plato. De igual forma, también es opcional echar el arroz al final con perejil fresco y frutos secos como nueces o almendras.

Y eso es todo, ya sabemos que hay muchas versiones de platos hechos con garbanzos, en este caso, se trata de un guiso de garbanzos y espinacas acompañados con salsa de tomate, pero lo podéis hacer de muchas otras maneras.

En todo caso, os animamos a que la probéis y si os gusta nos podéis dejar un comentario y podéis compartir la receta en redes sociales. ¡Date el gusto, a comer y disfrutar!

  • 84,00 100,00 
    Vendido por : S. C. A. San Vicente
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : Arroces Sivaris
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos
  • Vendido por : La Despensa de Lujo
    Añadir a lista de deseos
    Añadir a lista de deseos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.