¿Cuáles son las mejores formas para conservar setas este otoño?

Ahora que estamos en otoño es tiempo de recolección de setas, y para aprovecharlas mejor os vamos a contar las mejores formas para conservar setas este otoño. Pero antes de nada dejarnos contaros un poco sobre la historia de las setas.

¿Qué son las setas y cuáles son sus beneficios?

Las setas son un tipo de hongo que crece en ambientes húmedos y oscuros donde suele llover mucho o que está a la sombra y a refugio del sol. Lo normal es que crezcan y se desarrollen en humedales a la sombra de árboles y otras plantas que las resguarden de la luz.

Esto se debe a que contienen mucha agua y necesitan ciertas condiciones para desarrollarse. Se conocen alrededor de 14.000 variedades diferentes de setas, muchas de las cuales son venenosas y otras se pueden comer sin peligro.

Si te da por ir al monte a recoger setas debes saber que lo recomendable es seguir las guías de expertos y en caso de duda de una especie dejarla donde está y no recogerla para evitar males mayores.

Y es que comer una seta venenosa puede provocar desde una indigestión severa a un buen lavado de estómago, cosa que no te recomendamos.

Además, existe una norma que dice que las especies más peligrosas son aquellas que tienen fuertes colores como naranjas y rojos.

Las especies más populares son el champiñón, el níscalo o el gurumelo, entre muchas especies.

Las setas ofrecen un sabor único que puede animar cualquier plato, y además están repletas de nutrientes. Contienen una amplia gama de vitaminas y minerales esenciales. Por ejemplo, las setas son una buena fuente de vitamina D, vitamina B6, cobre, selenio y zinc.

También son bajas en calorías y grasas, lo que las convierte en una adición saludable a cualquier dieta.

Además, las setas contienen ergotioneína, un compuesto que ha demostrado tener propiedades antioxidantes. En general, las setas son una fuente de nutrientes ignorada que puede desempeñar un papel importante en la mejora de tu salud.

Por este motivo y al margen de sus beneficios, que son muchos, los seres humanos las han consumido durante siglos y su recolección sigue siendo una costumbre en muchos lugares de España.

Cuando llega el otoño es muy común su recolección en lugares como Asturias, Cataluña, Aragón, Galicia o País Vasco, entre otros sitios.

Además de comerse frescas, las setas pueden conservarse para su uso posterior. Y es que lo bueno es que estos hongos se pueden conservar de diferentes formas, desde la deshidratación a la salmuera en un bote hasta congeladas y en polvo.

A continuación os contamos las mejores formas para conservar setas este otoño para que las disfrutéis todo el año.

Las mejores formas para conservar setas este otoño: ¿Cuáles son y por qué es bueno hacerlo?

Hay varios métodos de conservación de alimentos que son totalmente aplicables a las setas como la salmuera, el envasado al vacío, etcétera.

Cada método de conservación tiene sus propias ventajas e inconvenientes, por lo que te resumimos cómo funciona cada uno de ellos para que escojas el que mejor te conviene.

Un método habitual es enlatar las setas con un enlatador a presión. Este proceso mata las bacterias y evita que se estropeen, asegurando que las setas duren hasta seis meses. Pero hay muchos más métodos, los más populares son los siguientes:

Setas al vacío o desecadas:

Para conservar las setas, a menudo se envasan al vacío. Este proceso ayuda a mantener la frescura y a prolongar la vida útil de las setas. Para empezar, las setas se limpian y cortan antes de envasarlas en bolsas transparentes e impermeables al oxígeno.

A continuación, las bolsas se colocan en una cámara o bolsa sellada que le quita el vacío. Existen máquinas que hacen este proceso al igual que las bolsas para guardar la ropa al vacío. Además, se pueden conservar al vacío de forma industrial. 

Este entorno de sellado evita la proliferación de bacterias y garantiza que las setas se mantengan frescas durante un largo periodo de tiempo. Siguiendo este proceso, mucha gente puede guardar sus setas en casa.

Se trata de un sistema que los cultivadores de setas comerciales utilizan de forma frecuente ya que permite guardar un producto de alta calidad como las setas seguro y con todo el sabor apto para el consumo.

Setas en escabeche:

El escabeche es una forma de guardar alimentos como el marisco y los mejillones. El nombre de escabeche procede de la palabra portuguesa «esculhambação», que significa «rebajar» o «humillar».

El escabeche es una salsa que se usa para pescados y marisco, pero también sirve para setas y hongos. El proceso para hacer el escabeche consiste en una especie de marinado que mezcla vinagre, especias y otros ingredientes aromáticos.

El ácido del vinagre hace que las proteínas de la carne se desnaturalicen, lo que da lugar a que el producto se conserve mejor y mantenga una textura tierna y sabrosa.

El escabeche suele servirse como aperitivo o guarnición, pero también puede utilizarse como relleno para guardar las setas. Basta un bote y un puñado de setas, se rellena con escabeche y se guardan las setas en el bote y listo.

Enalatado y en salmuera

Hay muchas formas de conservar las setas, pero uno de los métodos más eficaces es mediante la salmuera. Consiste en envasar los alimentos en tarros y verter una salmuera por encima.

La acidez de la salmuera ayuda a evitar el deterioro, y el alto contenido de sal ayuda a conservar los sabores.

Cuando se trata de conservar setas en salmuera hay que tener en cuenta algunas cosas.

  • Lo 1º es importante elegir setas que no estén dañadas ni sucias.
  • Después tendrás que seleccionar una salmuera que sea ácida y tenga un alto contenido de azúcar.
  • Finalmente, es clave preparar adecuadamente las setas, limpiándolas a fondo y cortándolas en las formas deseadas.

Una vez que hayas seguido estos pasos, puedes estar seguro de que tus setas se conservarán en tarros durante muchos meses

Congelación:

Otro método popular es la congelación de las setas. Este proceso también mata las bacterias y conserva el sabor de las setas, pero también puede hacerlas blandas.

Se pueden conservar en el congelador durante meses guardadas en bolsas o bien puedes usar otros métodos como el envasado al vacío o la salmuera.

Comentar que si bien es cierto que el congelado es una forma de conservación totalmente sana y natural que mucha gente usa con sus comidas, puede alterar el sabor del producto.

Esto es especialmente importante en un alimento tan sensible como las setas que pueden perder algo de aroma y textura con el proceso de congelación.

Y ahora que ya sabéis cuáles son las mejores formas de conservar setas os animamos a guardar y conservar este manjar en vuestra casa. Así que tanto si tenéis guardados en casa algunos hongos o decidís recoger los últimos ejemplares de la temporada, no lo dudéis y usar estos trucos.

¡Los alimentos frescos y recolectados por nuestra propia mano tienen un sabor especial!

Recordad elegir un método para conservar las setas que se adapte a vuestras necesidades y preferencias individuales.

Finalmente, os invitamos a echar un vistazo a nuestra tienda delicatessen, así como visitar nuestro blog gastronómico, donde escribimos artículos tan interesantes como las formas de conservar setas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *