¿Qué es el egrocery y por qué está de moda?

En los últimos años la digitalización ha llegado a todos los sectores, incluido el gastronómico. La llegada de la pandemia del coronavirus ha acelerado más, si cabe, este proceso y no es raro escuchar palabras como egrocery o efood, pero, ¿qué es el egrocery y por qué ha crecido tanto?

Hoy te hablamos de esta tendencia gastronómica y ya te adelantamos que apunta a que se va a quedar con nosotros ya que va a seguir creciendo.

Qué es el egrocery: el futuro es digital

El término egrocery es inglés y se divide en dos palabras: e de electronic y grocery de comestibles. En resumen, significa comestibles electrónicos o digitales.

En otras palabras, una tienda de comestibles digital u online es básicamente un supermercado o tienda de comestibles que nos permite hacer pedidos online al más puro estilo Amazon o cualquier otra plataforma de comercio electrónico.

La única diferencia es que estos pedidos digitales incluyen artículos de comestibles como frutas, artículos frescos, charcutería o cualquier otro producto que se compra en un supermercado o gran superficie.

Estos pedidos se hacen a través de internet mediante una aplicación electrónica que usan los dispositivos electrónicos como los portátiles, las tabletas o los teléfonos inteligentes.

El Covid-19 y el crecimiento del comercio electrónico

La llegada del Covid-19 aceleró en gran medida esta tendencia de comercio electrónico durante los primeros meses de la pandemia. El incremento fue tal que las compras digitales aumentaron hasta un 300 por ciento.

No sólo en productos electrónicos, sino en artículos de primera necesidad como comida, alimentos perecederos como la fruta, etcétera.

Esta tendencia lejos de quedarse en una anécdota se sigue manteniendo a día de hoy, cuando ya se ha cumplido más de un año de la nueva normalidad se puede asegurar que esta tendencia se va a quedar entre nosotros.

Los datos lo corroboran, como ejemplo, cabe destacar que los usuarios que compraron comida por internet por primera vez representaron el 41 por ciento de los compradores de comida a domicilio.

En otras palabras, el egrocery o la compra de comida a domicilio se ha quedado entre nosotros.

De hecho, se puede ver en el movimiento de las grandes compañías y empresas como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo o Lidl, entre otros, que están apostando por un modelo de envíos a domicilio.

No sólo las grandes superficies, también el pequeño comercio y las tiendas electrónicas que se dedican a la venta digital se están dando cuenta de esta nueva realidad.

El comercio electrónico ha llegado para quedarse

Desde ese punto de vista, es importante entender al consumidor y su forma de comportamiento, para prosperar en esta época post-Coronavirus. De lo contrario, no se adaptarán y fracasarán.

No cabe duda de que uno de los grandes cambios que ha traído la pandemia es la adopción acelerada de las entregas digitales de todo tipo de productos, comida incluida.

Según datos de la revista del sector, Grocery Dive, en marzo de 2020, el 31 por ciento de los consumidores de EE.UU., (se estima una cifra de 40 millones) utilizaron servicios de entrega de comestibles online.

Esta cantidad es el doble del año pasado. Entre los datos del estudio se descubrió lo siguiente:

  • El 39 por ciento de los consumidores mayores de 60 años declaró haber utilizado un servicio por primera vez.
  • El 26 por ciento de los encuestados dijo que utilizó un servicio de entrega a domicilio de comida por primera vez.
  • El volumen total de pedidos mensuales entre los usuarios se disparó un 193 por ciento y las tasas de pedidos mensuales aumentaron un 19 por ciento.

Esta situación se repite en Europa. España no es una excepción. De hecho, el comercio electrónico ha sido el principal canal de negocio para la mayoría de las categorías minoristas, complementado por la compra online con recogida en tienda.

Un ejemplo claro se ha podido ver en el sector de las bebidas alcohólicas como el vino y las cervezas, los españoles optaron por comprar estos productos de forma digital durante los primeros meses de la pandemia.

Los consumidores acabarán reanudando sus compras en tiendas físicas, pero una parte sustancial de las ganancias de cuota de mercado que experimenta el eCommerce no se perderá tras la crisis.

Beneficios del eGrocery para el consumidor

Poder comprar por internet tiene grandes cosas positivas, especialmente, para los consumidores. Entre ellas nos encontramos las siguientes:

  • Ahorro de tiempo: adquirir un producto a través de internet evita tener que hacer cola en el supermercado y basta apenas unos clicks desde una tablet, movil u ordenador para tener lista esta tarea.
  • Comodidad: posiblemente, el motivo por el cual muchos de los compradores que antes lo hacían de forma física ahora lo hagan digitalmente. Comprar en cualquier momento del día y saber que el pedido nos va a llegar sin salir de casa es toda una ventaja.
  • Seguridad y confianza: antes de la pandemia muchos consumidores recelaban del comercio electrónico porque no les ofrecía seguridad. No obstante, las compañías han invertido mucho en conseguir la protección necesaria para garantizar que las compras sean totalmente seguras. Por otro lado, comprar por internet evita el contacto y las colas en los supermercados. Esto hace que los productos que nos lleguen a casa sean totalmente seguros.
  • Rapidez y libertad: podemos comprar cualquier tipo de productos con la certeza de que nos va a llegar a los pocos días.
  • Comparación de precios: lo positivo del comercio electrónico es que podemos comparar precios rápidamente para saber donde conseguir la mejor oferta.
  • Garantía: las compras online tienen una garantía de devolución fijada por Ley en 14 días naturales, salvo en productos perecederos o de rápida caducidad.

Por supuesto, además de beneficios para los consumidores esta tendencia también tiene grandes ventajas para las empresas. Una plataforma de comercio electrónico se puede crear en poco tiempo y no necesita una gran inversión.

Todo depende de las necesidades del vendedor. Por otro lado, reduce los costes de almacenamiento y logística. De esta forma, se puede apostar por mejorar la distribución y la atención al cliente. 

Además, el comercio electrónico se puede combinar con la compra física, ambos modelos son complementarios no excluyentes. Y con estas ventajas acabamos este artículo de qué es el egrocery y por qué está tan de moda. 

Esperamos que os haya gustado y os recordamos que cada semana actualizamos el contenido de nuestro blog con las noticias más interesantes del sector gastronómico y gourmet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.