Descubre cuales son los beneficios de la conservación de alimentos

La conservación de alimentos es el proceso de utilizar la tecnología y los medios para mantener los alimentos viables y en buen estado durante largos periodos de tiempo. Al margen de que los alimentos duran más, los beneficios de la conservación de alimentos son muchos y variados (se transportan más fácilmente y se pierde menos cantidad) y te los explicamos con detalle en este artículo.

Pero antes, te contamos un poco de los orígenes de la conservación de alimentos para que entiendas cómo ha cambiado con el paso del tiempo.

Almacenamiento de alimentos: ¿Cómo ha evolucionado con respecto al pasado?

El primer intento conocido de conservación de alimentos fue probablemente en la cultura China. Este sistema inicial de la agricultura china para conservar alimentos consistía en una mezcla de guijarros húmedos y hojas colocada en recipientes cerámicos que se dejaban expuestos al sol durante unos días.

Este método se parece a actuales sistemas como el secado o la salazón. Más tarde se desarrollaron métodos más avanzados, como el enlatado, la congelación y la refrigeración.

Hoy en día, existen muchas técnicas de conservación diferentes que van desde el secado, la congelación o el enlatado, entre otras.

Cada uno de estos sistemas es diferente entre sí y tiene sus ventajas e inconvenientes. Y es que existen muchas formas de conservación de los alimentos entre las que destacan las siguientes:

  • Enlatado

El enlatado de alimentos es una forma de conservación de alimentos que ha evolucionado poco. Antiguamente se usaban ánforas y otros recipientes para guardar los alimentos. Hoy en día es común usar frascos y tarros de vidrio.

Se usa para guardar toda clase de frutas y verduras, así como carne y pescado. Es un sistema de conservación muy popular entre las empresas y los particulares que tienen un huerto o finca y aprovechan para hacer mermeladas y conservas vegetales.

El enlatado de alimentos implica la esterilización y la cocción de alimentos hasta que sean seguros para su consumo sin que sean perjudiciales para la salud. La cocción previa de los alimentos es un método seguro y limpio que evita la aparición y el desarrollo de bacterias que estropean los alimentos.

La conservación de las latas y conservas debe realizarse en un sitio fresco y apartado del calor. 

  • Secado

El secado puede realizarse de varias formas y depende del tipo de alimento que se vaya a secar, así como el resultado que se quiera obtener.

Por ejemplo, algunas personas pueden elegir secar sus frutas y verduras al aire, mientras que otras pueden optar por utilizar un deshidratador para conseguir un resultado más uniforme.

Independientemente del método utilizado, es importante no secar demasiado los alimentos, ya que esto puede hacer que se deformen o se estropeen.

Lo bueno de este sistema es que, si se realiza correctamente, es una de las formas más eficaces para almacenar alimentos durante meses o incluso años.

Un claro ejemplo son los viajes espaciales, los astronautas usan comida iofilizada que es, básicamente, comida seca y deshidratada. 

  • Salmuera y salazón

Aunque la salazón y la salmuera son dos métodos de conservación de alimentos muy similares por su uso de la sal, tienen ciertas diferencias. Estas son las siguientes:

La salmuera es una solución compuesta de sal y agua (entre un 95 y 99 por ciento) que se utiliza para la limpieza de algunos alimentos como las aceitunas. Además, también ayuda a darle más sabor a algunos alimentos como la carne. 

Por otro lado, la salazón es el proceso de añadir sal a los alimentos para conservarlos mejor. Mucha gente cree que la salazón mejora el sabor de los alimentos, pero no siempre es así.

De hecho, algunos alimentos salados pueden perder sabor a causa de este método de conservación.

Se utiliza para carnes y pescados como el bacalao. La salazón tiene otros usos aparte de la conservación como la limpieza de alimentos.

Salar también tiene otros beneficios para la salud, siempre que se consuma de forma moderada. 

  • Refrigeración y frío

La refrigeración de alimentos es el proceso de conservar y almacenar alimentos reduciendo su temperatura ambiente bien sea mediante el frío externo o el uso de neveras y frigoríficos.

Este sistema ayuda a preservar la calidad de los alimentos y es un sector muy importante en la conservación de alimentos.

En especial, en el ámbito de los pescados ya que permite trasladarlos frescos desde su captura hasta su puesta a punto y venta.

La cadena de frío es clave en sectores como el transporte y la logística, ambos usan la refrigeración como el mejor método para conservar y trasladar alimentos frescos y perecederos.

Finalmente, comentar que la conservación de alimentos se divide en dos tipos:

  • La conservación física: un claro ejemplo es la refrigeración.
  • Y la conservación química. Este sistema supone la actuación de agentes externos como la sal y las bacterias que fermenta la carne, los productos lácteos y otros alimentos.

¿Cuáles son los beneficios de la conservación de alimentos?

Las ventajas y beneficios de la conservar alimentos y comida son muchos y variados. Entre los más conocidos se encuentran los siguientes:

  • Es un método seguro para los alimentos.
  • Evita tirar y desaprovechar la comida.
  • Ahorra costes al preservar durante más tiempo los alimentos.
  • Se puede realizar a nivel particular en casa. El secado, la refrigeración y el enlatado son claros ejemplos de métodos de conservación que se pueden hacer a nivel comercial y casero.
  • Conserva intactas las propiedades y el sabor de los alimentos como si fueran frescos. En especial, destaca el congelado y la refrigeración.

Como has podido comprobar los beneficios de conservar los alimentos son muchos. Así que no tengas miedo a probar cualquiera de estos sistemas, aunque en realidad ya lo hacemos todos los días cuando guardamos las cosas en el congelador y nevera.

En resumen, sea cual sea el método de conservación que mejor se adapte a tus necesidades, seguro que hay más de los que piensas que puedes usar.

Ya sea probando una nueva receta a través de la salazón o el secado o con cualquier otro sistema de conservación, ¡nunca se sabe lo que puede acabar gustándote!

Finalmente, te invitamos a entrar en nuestro blog gourmet cuyo contenido actualizamos cada semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.